receta: como preparar una chocotorta
Share Button

Torta húmeda de chocolate
Share Button

Ingredientes:

  • 4 huevos
  • 5 cucharadas de azúcar
  • 250gs de chocolate semiamargo
  • 1/2 taza de crema de leche
  • 1 cucharada de miel

Preparación:

  • Hervir la crema y agregar al chocolate picado o trozado fino. Dejar unos segundos y mezclar, hasta que se forme una crema de chocolate. Agregar la miel.
  • Batir los huevos con el azúcar hasta que la preparación levante (mucho) y quede una crema esponjosa en punto letra.
  • Incorporar la crema de chocolate (debe estar tibia, no muy caliente) a los huevos, de a poco y con movimientos envolventes para no bajar la preparación.
  • Verter en un aro preferentemente desmontable y hornear a baño María durante 30 minutos, en horno medio
  • Dejar enfriar antes de cortar o desmoldar.

Consejos:

  • La placa de horno debe estar tapada con papel de aluminio. Esto evitará que la parte superior de la torta se seque y forme una costra dura
  • Es recomendable que la parte inferior de la placa, o aro, esté forrada con papel film para evitar que el agua del baño María penetre hacia la torta.

Salsa:

  • Se sugiere servir con una reducción de naranja: media taza de jugo de naranja y una taza de azúcar a fuego medio, hasta reducir a la mitad.
Brownies
Share Button

Ingredientes:

  • Chocolate 300gs
  • Manteca 200gs
  • Azúcar 250gs
  • Huevos 4 unidades
  • Harina 0000 150gs
  • Nueces picadas 1/2 taza

Preparación:

Derretir a baño de María el chocolate junto con la manteca. Una vez que los ingredientes se funden, mezclar delicadamente y retirar del fuego para entibiar.

En otro bowl, batir el azúcar con los huevos. Una vez que la mezcla de manteca y chocolate está completamente fundida y tibia, incorporar a la mezcla de huevos sin dejar de revolver.

Por último, agregar los secos (harina y nueces) en varias veces, de manera alternada.

Cocción:

En una fuente rectangular emnantecada y enharinada, horno a 170 grados centígrados durante aproximadamente 25 minutos (puede variar de acuerdo al horno).

La clave:

La cubierta superior tiene que estar quebradiza y el interior húmedo. Para chequear esto último, se puede introducir un cuchillo limpio y seco para confirmar que no esté crudo ni demasiado cocido.